viernes, 19 de diciembre de 2014

Barcazas de Mimbre


Barcazas de Mimbre


Parado frente al timón de mi barcaza de mimbre
Soy el capitán de mis propias ambiciones y desgracias.
Navego hacia un ocaso translúcido que nunca termina 
sobre sueños que alguna vez pudieron haberse hecho realidad
y que hoy solo es pasado inestable que espera ahogarme en su olvido.

El cielo observa cada detalle de mi trayectoria en absoluto silencio
Pero entiende lo que mis lágrimas cuentan mientras caen sobre mi rostro.
A veces lo escucho rugir entre nubes oscuras y siento en su llanto
la impotencia de su sabia presencia inadvertida.
Y aquí estoy…
Parado en medio de la nada…
Metido en el ayer para estirar el presente…
Naufragando en mi propia depresión, 

Mirando los verdugos crecer entre viejos árboles gigantes
al paso que el mismísimo tiempo no perdona en su tétrica marcha.
Y me siento al umbral de una brisa del Este,
a esperar aquel amanecer que jamás llegará
y mi corazón solloza en la distancia por un nuevo pensamiento
que me saque de este vacío...
pero no llega.

Tengo un millar de preguntas sin respuesta…
Un millón de besos que quedaron en mis labios reclamando tu boca
Y te guardé dentro de mí como un sueño recurrente
Pero aun así te fuiste cual pájaro que vuela a lo alto en la bandada
Y se pierde en el azul del cielo para siempre.
A veces creo desfallecer en la música de mi propia soledad.
Adormecido en los brazos de mi propia pena rebelde a mi razón.
Y no distingo aquel bastón que me ayudará a permanecer de pie
Y me entrego al viento como una cometa sin cordón
para alcanzar las nubes que te esconden
y entregarme a la gravedad que me traerá de nuevo al polvo.

¿Acaso esta soga en mi cuello te traerá de regreso?

Y mientras el cansancio me castiga con su golpe más certero…
Mientras mi mirada se congela en aquel cielo raso amarillento y desgastado…
En la tempestad de mi depresión
Vuelvo a tomar el timón de mi barcaza de mimbre
Sobre el mar de mis sueños,
porque estoy solo
pero sigo siendo el
capitán de mi vida.

*
Dedicada a aquellos que luchan 
día a día
contra este enemigo invisible...
la depresión.

*

                                                                                              por: Luis Sadra

©*Todos los escritos de este blog están protegidos por derechos de autor. Esta prohibida su alteración e uso de los mismos sin hacer alusión al nombre del autor.Esta permitida la difusión de los mismos en cualquier medio, teniendo en cuenta el paso anterior.



/SUSCRÍBETE A ESTE BLOG.