sábado, 25 de abril de 2015

Del libro: Esquizofrenia - Cap.5 - Monstruos de Cartón-


MONSTRUOS  DE  CARTÓN




A veces siento que el camino se angosta.
Se estira ante mis ojos hasta perderse por completo en la distancia.
Entonces la llanura se transforma para mí 
en una pendiente ascendente.
Y nada de esto es un sueño del que pueda despertar,
donde voy a encontrarme con la igualdad cara a cara
y no espero que ella vaya a tratarme con consideración y respeto.
Entonces mi realidad cambia.
Las figuras que imagino se mezclan 
con las que están allí de verdad.
Y la confusión se sienta a mi diestra, para mofarse de mí.
De lo que siento, de lo que quiero y de lo que obtengo 
por respuesta de los demás.
 Y mientras mi mundo se cae a pedazos  
Los rostros de los que amo siguen intentando mostrarme una salida que no existe.
Una puerta que no tiene picaporte ni cerraduras
y que no hay forma de que sepa hacia dónde conduce.
Y es donde la confianza que me mantenía sobrio 
en este mundo alocado
se aleja de mí como una pluma empujada por un viento 
desde la cima de un árbol.
Y ahora estoy aquí, sin días, ni horas. 
Con la dependencia asiéndome de la mano.
Pero con los mismos sueños que cuando era niño.
Con una esquizofrenia declarada que curva mi espalda y
 entumece mis brazos a veces,

pero no logra quebrar mis sentimientos.

Con una enfermedad que incrementa mis miedos
haciendo mis monstruos gigantes y arrogantes poderosos
pero no invencibles.
Monstruos de cartón...en un mundo de cartón.
Y cuando me detengo encorvado frente a este imperioso
Es cuando descubro que no estoy solo enfrentándolo.
Hay muchos más como yo.
Que no ven, pero que miran el alma con facilidad...
que no oyen, pero que sienten la vibración 
y se apasionan con el espíritu... 
que no hablan, pero que sus gestos son 
la verdadera voz del mundo...
que les falta un miembro del cuerpo, pero que 
con prótesis poderosas alcanzan metas únicas...
En sillas de ruedas, pero veloces, de brazos fuertes 
que empujan de igual a igual...
En cama, inmóviles, pero con una fuerza interior 
que derriba montañas...
Con la realidad mezclándose con la imaginación, 
pero dibujando un mundo para ser felices...
Con un síndrome heredado, 
pero con una sensibilidad de amor inalcanzable...
Y mientras volteo para mirar cada rostro
Veo un solo aura fluorescente brillando entre todos…
Una luz cálida, mágica y única.
El amor.
Ese es nuestro escudo…
Esa es nuestra fortaleza…
Nuestro aliciente…
Porque no tenemos armas para la lucha de todos los días,
Solo el amor que habita dentro de nosotros y nos hace únicos.
No hay discapacidad, solo capacidades diferentes
No hay imposibilidades, solo posibilidades diferentes
Solo ahora que se que no estoy solo 
puedo comprender mi propósito.
Todos los seres humanos lo tenemos.
La Mujer, el Hombre, los que tienen otra raza, 
los que hablan otro idioma,
Los que pueden, los que no,
los que caminan, los que corren,
 los que se arrastran, los que permanecen inmóviles
Todos tenemos un mismo propósito…
Hacer un mundo mejor…
Es muy probable que esté confundido en lo que creo
Porque la esquizofrenia que tengo hace eso…
Venderme algo que no necesito.
Pero, si no me equivoco
Y en este pequeño resplandor de lucidez escribí algo coherente
entonces la pluma que voló con el viento 
desde lo alto de aquel árbol
encuentre el camino de regreso y traiga consigo...

Empatía,

que no es más que un rasgo
del amor que hay en ti
por mi.



*
Dedicado a aquellos que día a día
enfrentan sus monstruos
con la misma tenacidad y valentía
de siempre…desde su lugar más sensible

*


                                                                            LUIS SADRA.



© TODOS LOS DERECHOS DE ESTA OBRA ESTÁN PROTEGIDOS POR LOS ART. PERTINENTES EN LO REFERENTE A PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHO DE AUTOR.
ESTA PROHIBIDA SU ALTERACIÓN Y LA COPIA, O REPRODUCCIÓN DE LA MISMA SIN LA DEBIDA AUTORIZACIÓN y/o MENCIÓN DEL NOMBRE DEL AUTOR





Volver a MIS FANTASMAS

*
/SUSCRÍBETE A ESTE BLOG.