viernes, 1 de mayo de 2015

Esquizofrenia. -Cap. 3 - "En Caída"


En  Caída


Escucho una voz hablándome desde las sombras.
Un suave murmullo que apenas logro percibir 
me invita a desvanecerme de la realidad. 
Y me voy con un largo suspiro, como si el alma dejara mi cuerpo 
y me llevara a la parte más oscura de mi mente. 
Allí, donde no hay destello alguno de razón.
Donde el cielo parece una pintura hecha
  a manchones de matices extravagantes. 
Donde Dios es solo un espejismo, en la lejanía.
Y aunque los caminos sean siempre diferentes, 
conducen a los mismos lugares.

El presente continuo es, sin duda la única rúbrica de tiempo. 
Entonces, el reflejo de una imagen olvidada 
viene hasta mí y se sienta a mi diestra.
Temo preguntar quién es, aunque en el fondo reconozco su sombra.
Es inútil que intente conversar con ella,
porque aunque pueda sentir su respiración golpear mi rostro,
la otra parte de mi, sabe que ella solo existe en mi mente.
La efímera imagen pone en caos mis instintos,
y el poder de mi aliento, por alguna razón me abandona.
Entregándome indefenso a ese vuelo errante, infinito
que nunca ideo, pero que se da cuando ya mi cerebro está en corto. 

El viaje es inestable, pero siento como tu voz me trae de regreso.
Tu amor sincero habita en mi piel, 
sobre la espesa negrura que me invade.
Y la delicada caricia, logra separarme de aquel mundo de sombras.
Un leve suspiro a la realidad para una vertiginosa 
caída libre a mi desolado vacío. 

No logro engañar el mal que me aflige.
La enfermedad que me aqueja me hizo su prisionero hace mucho.
Y en ese lapso de cordura en medio de ese mundo en ruinas,
en ese instante donde la realidad se presenta fría, inexcusable
la confusión me somete en su hechizada tristeza,
y me muestra en un espejo avejentado la locura y la cordura 

la demencia y el juicio…

la paranoia y la sensatez…

habitando este cuerpo ya vacío por las idas y vueltas…
cansado de tantas soledades…
de tiempos pasados sin retornos…

Estoy en caída.

Dentro de lo profundo, como un espiral interminable 
que gira hacia el lado equivocado.
Donde miles de voces hablan en un idioma inentendible.
En un sonido casi hipnótico y atonal.
Y aunque se lo que las voces quieren
no me entrego tan fácilmente,
y lucho con todas mis fuerzas hasta que vuelve el silencio.
El reconfortante silencio en su infinito vacío.

No es fácil sobrevivir a la caída.
Quisiera que a nadie le pasara, pero ese deseo esta prohibido.
Esto que describo me pasa dos veces cada semana.
Sin explicaciones, ni respuestas
Se acepta la copa que nos toca tomar y se bebe hasta el final
aunque el trago sea amargo.
Y mientras algunos cierran sus ojos para dormir,
otros cerramos nuestros ojos para alcanzar un sueño.
porque se que solo estoy parado en el acantilado,
esperando levantarme 
de la próxima
Caída.




                                             Luis Sadra.




© TODOS LOS DERECHOS DE ESTA OBRA ESTÁN PROTEGIDOS POR LOS ART. PERTINENTES EN LO REFERENTE A PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHO DE AUTOR.
ESTA PROHIBIDA SU ALTERACIÓN Y LA COPIA, O REPRODUCCIÓN DE LA MISMA SIN LA DEBIDA AUTORIZACIÓN y/o MENCIÓN DEL NOMBRE DEL AUTOR





Volver a MIS FANTASMAS
/SUSCRÍBETE A ESTE BLOG.